Alianza del árbol blanco

Antecedentes históricos

La reconquista, que lleva en marcha dos siglos, ha empezado a triunfar en su avance hacia el sur.
Durante años, Toledo ha sido la ultima ciudad en la frontera entre las tierras moras y cristianas. En las tierras que lo separan de la sierra morena y el reino de Al-Ándalus pocos se atreven a establecerse. Las tierras conquistadas al sur de Toledo han sido entregadas a las ordenes militares monacales, y los ataques furtivos de ambos ejércitos en tierras enemigas son habituales (sobre todo con el objetivo de robar ganado y hostigar al enemigo).
Durante el último siglo las fronteras han avanzado hacia el Norte y hacia el sur alternativamente pero las tornas parecen haber cambiado tras la derrota del ejercito moro a manos de los cristianos en las navas de Tolosa.
Sin embargo el avance Cristiano se ha tomado una pausa trás la muerte de Alfonso VIII, rey de Castilla e impulsor de la alianza entre los reinos cristianos. Su hijo Enrique I ha muerto tras 3 años de reinado, y su hermana mayor, Berenguela I de Castilla, intenta afianzar la posición en el trono de Fernando III (heredero a su vez del trono de León contra los deseos de su padre Alfonso IX de León que teme ver su reino anexionado a Castilla).
Alfonso IX de León hostiga a Castilla por el este, intentando recuperar las tierras que que Alfonso VIII le arrebató y libre durante esta pausa en la guerra de la amenaza de excomunión Papal en caso de hacerlo durante la cruzada.
Jaime I de Aragón mira ahora hacia las islas baleares queriendo afianzar su control en la costa mediterranea, y pensando en el futuro ataque a las ricas y fértiles tierras de Valencia.
Mientras tanto, Alfonso II de Portugal ha puesto sus ojos en las ricas tierras del sur y mantiene una paz tácita con el reino de Castilla.
Al otro lado de la frontera, los Almohades, artífices de la unificación de las Taifas y la recuperación de gran parte de la meseta frente a las tropas cristianas, han caído víctimas de la corrupción y la vida relajada lejos del centro del imperio, y muchos de sus reinos llevan años pagando tributo a Castilla temerosos del avance de los ejércitos cristianos. El nuevo impulso que el bando cristiano ha tomado en la guerra les ha cogido desprevenidos, sin embargo este breve periodo de calma les ha dado aire para preparar sus defensas.

View
Antecedentes míticos

Cotexto:

Durante los últimos dos siglos la posición de las magi frente a la reconquista a enfrentado por un lado a los partidarios de la intervención frente a aquellos que auguran consecuencias para la orden y citan el juramento de no intervenir en asuntos mundanos (ya que pondría en peligro a las orden de Hermes). Los magos Flambou han sido los principales impulsores de intervencionismo, y han ayudado a las tropas cristinas frente a los ejércitos moros y sus magos (no pertenecientes a la orden de Hermes).
Sin embargo, debido a los esfuerzos de los quaesitoris, la intervención se ha ido limitando, primero a acciones que no pudieran ser reconocidas como magia y llegando a estar desaprobadas por el tribunal de Iberia en la actualidad. Muchos han sido los magi que han desoído los deseos del tribunal y han intervenido en los conflictos, eso sí, cuidándose mucho de que sus acciones pasaran desapecibidas.
En el último siglo, los magi de la orden se han instalado también en territorio árabe, creando alinzas, e integrando a muchos de los magos moros en las filas de la orden. Entre estos magi ha surgido una corriente que defiende las ventajas de la conquista árabe, debido a su avanzada cultura y sus cuidadas bibliotecas repletas de conocimientos antiguos. Estos magi defienden la no intervención de la orden en favor de la cristiandad y algunos de ellos apoyan a los ejércitos moros en contra de los deseos del tribunal.
La tolerancia hacia los magos árabes que han decidido no unirse a la orden de Hermes es también motivo de roce en los tribunales, ya que si bien son ajenos a la orden, no conocen la Parma magica y por tanto no son un peligro. Por supuesto, si algún mago árabe aprende este ritual, es automáticamente invitado a unirse a la orden o eliminado (aunque no todos los magi ponen el mismo empeño en estas tareas).

Ultimos acontecimientos:

Aunque la mayoría de los magos se mantienen ajenos a la guerra que asola la península, una grupo de magi conocidos como los flambou oscuros han renunciado al juramento de Bonisagus e intervienen directamente en las batallas en favor del bando cristiano.
Su existencia salio a la luz en el tribunal de 1207, cuando su alianza fue acusada de diabolismo (presentándose pruebas irrefutables), y huyeron escondiéndose de la orden a partir de entonces. Tres de sus ocho miembros han sido abatidos desde la celebración del tribunal, sin embargo los otros cinco permanecen ocultos, y su intervención en las navas de Tolosa parece haber sido un factor determinante en la victoria cristiana.
Los flambou oscuros han atacado también algunas de las alianzas más jóvenes de este tribunal, lo que forzó a un acuerdo de mutua asistencia en el tribunal de 1214. En este tribunal también se acordó el establecimiento de un sistema de portales que permitiera hacer efectivo este acuerdo. Por desgracia, a día de hoy, solo algunas de las alianzas más antiguas han tenido capacidad de poner sus portales en marcha debido a la elevada cantidad de vis requerida.

View

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.